sábado, 3 de agosto de 2013

COMPRENSIÓN LECTORA



¿Qué es la “comprensión lectora”?

Umberto Eco decía en “Lector in fabula”: “Un texto quiere que alguien lo ayude a funcionar”. Y ahí está entonces nuestro protagonismo, el de los lectores, que le damos vida ni bien abrimos un libro.

¿Por qué insistimos tanto en la lectura en nuestras clases? Porque como tal, la lectura es una acción humana muy compleja  dado que pone en marcha distintos procesos y competencias, una de ellas la de comprender. Si estuviésemos ajenos a la comprensión, estaríamos de alguna manera aislados de todo lo que ocurre a nuestro alrededor y de todo lo que puede ofrecernos el conocimiento del mundo.


Cuando decimos comprender entendemos desarrollar varias destrezas o procesos cognitivos, es decir, todas esas habilidades mentales que se ponen en juego a la hora de leer. Por ejemplo, anticipar lo que dirá un escrito, relacionar con conocimientos previos, hacer hipótesis y verificarlas, elaborar inferencias, construir significados explícitos e implícitos, entre otras.

¿Qué actividades o metodologías se proponen en la escuela en relación con la comprensión lectora?

Detrás de la confección de actividades por parte del docente, hay una concepción de comprensión lectora que este supone.  Trataré de sistematizarlo en el siguiente cuadro:



 
Concepción lingüística

Concepción psicolingüística

Concepción sociocultural
 
 
 
 
 
Cómo entiende la comprensión lectora
 
Leer es conocer el valor semántico de cada palabra y relacionarlo con otros.
De ahí, se desprende el sentido del texto (que es para todos los lectores y lecturas bastante estable y objetivo)
 
 
Leer es aportar al texto el conocimiento de mundo, para asignarle coherencia reponiendo el significado de lo no dicho.
 
Leer es una acción compleja que no supone solamente conocer el significado de las palabras ni el proceso cognitivo del lector, sino también otros aspectos. Se incluye la importancia de la lectura en el marco de una época, lugar y cultura.
 
 
Propuestas de actividades
 
Todas las relacionadas con el trabajo con la lengua:
-Buscar en el diccionario palabras desconocidas
-Proponer sinónimos o paráfrasis
- Extraer adjetivos que caractericen a un personaje, etc.
 
Todas relacionadas con la reposición del contenido inferencial:
-Determinar características psicológicas de un personaje (deducirlas por su accionar)
-Dar cuenta del significado del título
-Justificar la perspectiva del narrador, etc.
 
 
Todas las que se relacionan con los aportes socioculturales de géneros discursivos, tipo textuales, contexto, etc.:
 
-Determinar el género discursivo  y las prácticas sociales con las que se relaciona
-Vincular con conocimientos previos y propósito de lectura, etc.
 

 

Las preguntas como docentes serían: ¿qué entendemos nosotros por “comprensión lectora”? ¿Qué perspectiva teórica subyace en nuestras actividades de comprensión lectora en el aula? ¿Con qué metodología trabajar? ¿Cuáles son las dificultades y posibles desafíos?

 Desde un punto de vista exclusivamente personal creo que la comprensión lectora es una actividad humana sumamente compleja, por lo cual no creo que  un alumno llegue a la meta con el solo hecho de responder un cuestionario o completando un cuadro comparativo. Me parece que comprender supone reconstruir un significado en cada situación de lectura (que siempre será diferente). Frente a un texto y situación, el lector se comporta de distinto modo y pone en juego sus propias estrategias. Hay tantos lectores como maneras de leer y también de comprender.

Estimo que, desde esta concepción sociocultural, el docente debería ayudar a cada alumno a encontrar sus propias estrategias de lectura, adecuadas para cada propósito y situación, presentarle diversos géneros, reflexionar sobre la importancia social que tiene dominar competentemente esos géneros, exigir más lecturas (en voz alta, con un par, en silencio, en la casa, etc.)
Ahora mi pregunta final tiene más que nada sabor a desafío: ¿cómo abordar grupalmente una práctica donde tiene tanto peso la particularidad de cada alumno y de cada texto?

 

 

Para leer más: Cassany, Daniel: Tras las líneas. Sobre la lectura contemporánea. Anagrama, Colección Argumentos, Barcelona, 2006